logo


Nuevas pistas sobre la actividad eléctrica del corazón

 

Un estudio internacional dirigido por la Universidad Complutense de Madrid ha dado un paso más para comprender mejor cómo funcionan los mecanismos que controlan la actividad eléctrica del corazón. Los científicos han descubierto una función desconocida de la proteína Tbx20 que regula la actividad eléctrica de las células cardíacas en el corazón adulto.

Hasta ahora se pensaba que el papel de la proteína Tbx20 se limitaba al período embrionario, cuando regulaba la formación del corazón. Una investigación internacional dirigida por profesores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha descubierto que esta proteína también regula la actividad eléctrica de las células cardíacas en el corazón adulto.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores identificaron los genes responsables del síndrome de QT Largo (SQTL) en dos generaciones de una familia española. “Esta enfermedad hereditaria puede aparecer como consecuencia de mutaciones en al menos quince genes”, explica Eva Delpón, investigadora del departamento de Farmacología de la UCM y del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER), y autora principal del estudio publicado en la revista PNAS.

Los pacientes afectados por esta enfermedad presentan alteraciones en la actividad eléctrica de su corazón, lo que favorece la aparición de arritmias que pueden desencadenar la muerte de forma súbita.

“En muchos casos, las arritmias o la muerte asociadas a este síndrome se producen en niños, incluso lactantes, o jóvenes aparentemente sanos, por lo que la muerte a veces es el primer y último síntoma de la enfermedad”, señala Delpón. En el caso de la familia estudiada, en una generación de seis hermanos dos chicas murieron antes de cumplir los 20 años.

“Hemos identificado un nuevo gen (TBX20) cuyas mutaciones pueden ser responsables de la aparición de un nuevo tipo de síndrome de QT Largo”, afirma la científica. Aunque el hallazgo no va a variar el tratamiento de estos pacientes, el estudio ayuda a comprender mejor la complejidad de los mecanismos que controlan la actividad eléctrica del corazón.


Además, según los autores, se identifica así una nueva diana cuya modulación podría tener interés terapéutico en un futuro. El estudio clínico se ha llevado a cabo en el Servicio de Cardiología del Hospital Universitario La Paz (Madrid), dirigido por José Luis López-Sendón, que también participa en el trabajo.

Resultados confirmados en células cardíacas humanas

Los científicos han identificado una mutación en el gen TBX20 que codifica el factor de transcripción Tbx20. Los resultados han demostrado que dicho factor regula, a su vez, la expresión del gen KCNH2, que codifica la expresión de una proteína (Kv11.1). Esta proteína forma unas estructuras (canales iónicos) en las células cardíacas que permiten el paso de iones potasio.

Los miembros de la familia que tienen la mutación en Tbx20 tienen menos canales de potasio en las células musculares de su corazón, lo que altera sus propiedades eléctricas, produciendo el síndrome y las arritmias.

Los expertos confirmaron estos resultados en células cardíacas humanas (cardiomiocitos) diferenciadas a partir de células madre pluripotentes inducidas (IPSc, que poseen la capacidad de generar células de distintos tipos de tejidos). Estas células, a su vez, se obtuvieron a partir de fibroblastos de la piel de individuos sanos.

“Nosotros no disponíamos de estos cardiomiocitos derivados de IPSc, por lo que un miembro de nuestro equipo, Ricardo Caballero, se desplazó al laboratorio de Jose Jalife en la Universidad de Ann Arbor (EEUU) para realizar los experimentos”, destaca Delpón.

El estudio ha sido posible gracias a la colaboración del grupo de investigación de la UCM con los servicios de cardiología de seis hospitales públicos de la Comunidad de Madrid en el marco del consorcio ITACA. Este consorcio está dirigido por Juan Tamargo, profesor de la facultad de Medicina de la UCM, y está financiado gracias a un Proyecto de Investigación Biomédica concedido por la Comunidad de Madrid.

Referencias: 

Ricardo Caballero, Raquel G. Utrilla, Irene Amorós, Marcos Matamoros, Marta Pérez-Hernández, David Tinaquero, Silvia Alfayate, Paloma Nieto-Marín, Guadalupe Guerrero-Serna, Qing-hua Liu, Roberto Ramos-Mondragón, Daniela Ponce-Balbuena, Todd Herron, Katherine F. Campbell, David Filgueiras-Rama, Rafael Peinado, José L. López-Sendón, José Jalife, Eva Delpón y Juan Tamargo. “Tbx20 controls the expression of the KCNH2 gene and of hERG channels”, PNAS 3 de enero de 2017. DOI: 10.1073/pnas.1612383114.

Fuente:

Agencia Sinc

Imagen:

Caroline Vos en Behance

 

Tomado del portal: www.qmayor.com

Link: http://www.qmayor.com/neurociencia/nuevas-pistas-sobre-la-actividad-electrica-del-corazon/

TOP 5 DE LOS BENEFICIOS DE LA DANZA EN EL ADULTO MAYOR

 

 

La danza ha sido una de las primeras manifestaciones corporales donde el ser humano ha podido expresar sus sentimientos y emociones en el tiempo, fue a través de la música que logró ejecutar ejercicios con ritmo.

 Es así, como la danza se ha incorporado en el diario vivir de los seres humanos y se ha convertido en una de las actividades que más beneficia el cuerpo físico. A continuación presentaremos el TOP 5 de los beneficios de la danza en el adulto mayor:

1.   Bailar es uno de los ejercicios más productivos para el cuerpo, por lo tanto aumenta la flexibilidad, fortalece los músculos, y estimula la memoria en el adulto mayor. 

2.  Reduce la posibilidad de padecer enfermedades como la obesidad, la diabetes, hipertensión, depresión, deficiencias cardiacas y osteoporosis. 

3.      A través del baile el adulto mayor mejora el equilibrio, la fuerza y la movilidad de su cuerpo teniendo un control del mismo, lo que le permitirá reducir el riesgo de caídas. 

4.      Potencia el autoestima en la persona dándole confianza en sí mismo, y le ayudara a vencer la timidez.  

5.   Por último la danza como actividad física en el adulto mayor beneficia el sistema cardiovascular y el sistema respiratorio.  

 

 

LA DANZA COMO ACTIVIDAD FISICA EN EL ADULTO MAYOR

 La Danza como actividad física en el Adulto Mayor

 

 

La danza como actividad física moderada y sistemática puede retrasar el declive funcional y reducir el riesgo de enfermedades crónicas tanto en mayores sanos como enfermos, incluso el impacto de la actividad física en individuos mayores es mucho más evidente que en edades más jóvenes, porque los primeros están más expuestos a desarrollar problemas asociados a la inactividad.

Dentro del programa se busca garantizar los siguientes beneficios a través de la práctica de esta actividad:

  • Mejorar la función cardiorrespiratoria
  • Reducción de los factores de riesgo de enfermedad coronaria.
  • Disminución de la ansiedad y depresión.
  • Aumento de la sensación de bienestar.

 Además de estos beneficios físicos la danza también aporta beneficios sociales, la práctica de esta actividad habilita a los adultos mayores al sustraerlos del estilo de vida sedentario que provoca dependencia; sin embargo el beneficio que provee es mayor al hacer que tengan un papel más activo en la sociedad. A largo plazo aumenta su integración y hace que los adultos mayores se aparten menos, ya que ayuda a la adquisición de nuevas amistades y relaciones.

Modo

 · La modalidad de ejercicio debe ser tal que no suponga un esfuerzo ortopédico importante.

 · La actividad debe ser asequible, adecuada y agradable para el participante.

Intensidad

  • · La intensidad debe ser suficiente como para someter a esfuerzo (sobrecarga) los sistemas cardiovascular, pulmonar y locomotor, pero sin agotarlos.

 · Debido a que muchos adultos mayores sufren distintas enfermedades, se recomienda inicialmente ser cautos a la hora de enseñar ejercicios aeróbicos.

 

Duración

  • · Durante los estadios iníciales del programa, algunos adultos mayores pueden tener problemas para realizar ejercicio aeróbico, una opción viable es realizar el ejercicio en varias series.
  • · Para evitar lesiones y garantizar la seguridad, las personas mayores inicialmente deben aumentar la duración del ejercicio más que la intensidad.

 

 Frecuencia

 · Dentro de la propuesta para el desarrollo de esta actividad, se pretende llevar a cabo una sesión por semana la cual consta de una hora (1h) aproximada de actividad.

  

 

CUALIDADES FISICAS

 

Las cualidades físicas que se logran identificar en el adulto mayor al realizar la danza como una actividad física son las siguientes:

 

Resistencia: La resistencia es la capacidad de mantener un esfuerzo prolongado sin fatigarse demasiado. Si este esfuerzo implica a uno o varios músculos nos referiremos a la resistencia muscular, pero si conlleva un esfuerzo más global de todo el cuerpo se hablara de la resistencia cardiovascular porque se exige a los aparatos circulatorio y respiratorio que se ajusten a un determinado trabajo.

 

Coordinación: La coordinación es la “acción y el efecto de coordinar” entendiendo por coordinar el acto de “concretar medios para una acción común” o lo que es lo mismo “ordenar”. La coordinación está determinada por la eficacia del sistema nervioso y muscular en la consecución de un objetivo y permite la ejecución de procesos concretos y situacionales. La capacidad de coordinación de un individuo consiste en disponer de las aptitudes para aprender movimientos complejos con rapidez y en reproducir con eficacia y seguridad tareas motrices tanto en situaciones previsibles como imprevisibles.


 ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

LA RECREACIÓN EN EL ADULTO MAYOR

La Recreación en el Adulto Mayor

Este documento expone la importancia de la recreación en la población que hace parte de la Tercera edad, teniendo en cuenta las problemáticas socioculturales, políticas y económicas, en este caso de Colombia. donde detallaremos el proceso de envejecimiento y la necesidad de la recreación en la búsqueda del aumento de la calidad de vida de los adultos mayores. Se presentarán ejemplos y aplicaciones de actividades recreativas como solución a el sedentarismo, depresión, problemas físicos, sociales y psicológicos, entre otros para que la vejez y el envejecimiento se tome de manera activa y así se busque una vida plena y feliz en los adultos mayores que hacen parte de programas que se encargan de acompañarlos en esta etapa de su existencia.

Descargue el articulo completo aquí 

Primer Encuentro Intergeneracional en Ruitoque Casa Mayor

 

Se realizó el primer encuentro intergeneracional en el Centro Gerontológico Ruitoque Casa Mayor donde niños de grado transición del colegio Little Cambridge compartieron una inolvidable experiencia donde la sabiduría y la inocencia se vio reflejada en cada expresión de emociones palabras y sonrisas. 

 


Los niños vivieron emotivos instantes que les permitieron conocer como era la infancia de nuestros adultos mayores, cuáles eran sus juegos, como era su colegio y familia. 
Los adultos mayores recibieron sonrisas, abrazos, flores y energía de estos pequeños que nos acompañaron. Queremos agradecer al colegio Nuevo Cambridge por su confianza, por enseñar a los niños valores y amor por los demás. ¡Esperamos sean muchos otros momentos para compartir!

 


 

 

 

 

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Mayor Información:

317 5177835 -  3167517282

mercadeo@ruitoquecasamayor.org

Todos los derechos reservados Ruitoque Casa Mayor.Desarrollado por: Ventux.co Diseñado por: Gorila Creativo