logo


Estimulación Cognitiva

                               

 

La estimulación cognitiva es una técnica que usamos en neuropsicología para mantener y mejorar las capacidades mentales. Su uso está ampliamente recomendado por neurólogos y neurocientíficos de todo el mundo.

La estimulación cognitiva, en conjunto con la actividad física, forman parte indispensable de cualquier programa de tratamiento de adultos mayores que presenten deterioro cognitivo, y puede ayudar a aquellos con un envejecimiento normal a mantener activo el cerebro.

En general, podemos decir que se tratan de ejercicios diseñados para continuar la actividad mental cuando la persona ha abandonado otras actividades que tenían este mismo fin.

Por ejemplo, una persona que ha abandonado muchas de las actividades que antes realizaba como su trabajo o un pasatiempo, ahora puede realizar estos ejercicios para evitar que su cerebro se vuelva flojo.

Podemos decir que la estimulación cognitiva suple el ejercicio mental que antes realizaba la persona continuamente con todas sus actividades cotidianas y que por alguna razón ha dejado de hacer.

Cuando desees desarrollar una actividad de estimulación mental, no pienses en el deterioro cognitivo o en la vejez, piensa en la persona, muchas veces nos concentramos mucho en los déficits que presenta una persona o en su condición de adulto mayor, y por lo tanto excluimos algunas actividades que pensamos que no les serán atractivas solo por eso.

Por ello es mejor pensar en la persona con la que trabajarás, antes que anteponerle la etiqueta de viejo o enfermo. Esto es básico para realizar la estimulación cognitiva, debido a que el desempeño en las actividades puede varía según la motivación del participante. A mayor motivación, mejor desempeño.

Y desde luego, se encontrará más motivado a trabajar si los materiales y la actividad están relacionados con él y con su historia de vida.

Fuente: http://www.adultosmayoresqro.com/

 

 Actividad en el adulto Mayor

Es importante realizar actividad física a cualquier edad, pero especialmente al entrar en la tercera edad. El ejercicio mejora la calidad de vida de los mayores, pero con la llegada del verano y las altas temperaturas se deben extremar las precauciones en su práctica. Las personas de la tercera edad son más propensas a sufrir golpes de calor, puesto que su organismo no regula correctamente la temperatura.

Adaptar el ejercicio a la época del año, y en Grupo Amavir adaptan sus actividades para que los mayores puedan continuar durante los periodos de calor, practicando deporte y evitando la vida sedentaria.

Las actividades realizadas en verano se realizan siempre en salas climatizadas y acondicionadas, y siempre optando por ejercicios que no requieran un gran esfuerzo, como por ejemplo estiramientos, paseos, baile o ejercicio físico que no suponga un sobreesfuerzo.

Pero sin duda, los deportes estrella de este periodo son los realizados en las piscinas, como el aquagym o la natación. A la vez que las personas mayores realizan ejercicio disfrutan y se refresca con el agua.

Los paseos en verano deben limitarse a la primera hora de la mañana o última hora de la tarde, aprovechando los momentos en los que el sol tiene menos fuerza. De esta forma se evitarán los golpes de calor.

Es importante adecuar la actividad física al estado de salud de las personas mayores y no sobrepasar los límites de cada persona. Si observamos una sudoración excesiva o fatiga en la persona mayor, es importante parar el ejercicio e hidratar bien a la persona a lo largo de todo el día. Para ello no sólo es importante el consumo de agua, sino también de frutas y verduras en su dieta, que proporcionan un aporte extra de líquidos.

Fuente: https://www.cuidaralmayor.com/2017/08/mantenerse-activo-en-verano/

Mayor Información:

317 5177835 -  3167517282

mercadeo@ruitoquecasamayor.org

Todos los derechos reservados Ruitoque Casa Mayor.Desarrollado por: Ventux.co Diseñado por: Gorila Creativo